Monumento “Inmaculada Concepción” (P.N. Despeñaperros)

En la antigua autovía A4 (actual N-IVa) en el Parque Natural de Despeñaperros, se encuentra el monumento, a la Inmaculada Concepción. Bendecido por el nuncio de Su Santidad, monseñor Anloniutli. Obra del escultor Francisco Palma Burgos, en memoria de la que quien fue la fundadora y directora general de la Institución Teresiana, María Josefa Segovia Morón

Ha propiciado al viajero una rapidez inusual y una indudable mejora de la seguridad en la circulación por este paraje, tan crucial en las comunicaciones entre Andalucía y el resto de España; pero como contrapartida, hace pasar desapercibidos a los viajeros muchos de los atractivos naturales e históricos que posee. Tal es el caso del monumento a la Inmaculada Concepción, situado en “los jardines de Despeñaperros”, que nos sorprende por su sencillez y belleza. La imagen mariana recibe a los viajeros que circulan por Despeñaperros, con una intencionalidad como elemento protector de lo más conveniente para un lugar de tránsito al que a lo largo de su historia ha acompañado una elevada siniestrabilidad. Ya a finales del siglo XVIII, coincidiendo con la construcción del nuevo camino de entrada a Andalucía por Despeñaperros -que supuso el abandono del Puerto del Rey-, se ubicó, por iniciativa de Agustín Rubín de Ceballos, obispo de Jaén, y del cardenal Francisco de Lorenzana, arzobispo de Toledo, y no lejos del monumento que nos ocupa, un monolito en el que se efigiaban la Santa Cara de Dios de Jaén y Nuestra Señora del Sagrario de Toledo.

Además de delimitar las diócesis jienense y toledana con la representación de sus más destacadas e identificativas devociones, el monumento tenía una evidente función apotropaica, imprescindible para la mentalidad de la época, que entendía el viaje y los trayectos por territorios escasamente humanizados como ámbitos potencialmente hostiles, y que por ese motivo ubicaba imágenes sagradas en las salidas de las ciudades y en los caminos. Una realidad que en el caso de Sierra Morena resultaba especialmente redundante por el bandidaje, precisamente uno de los factores que dio lugar a la colonización carolina.

El origen del monumento está ligado a María Josefa Segovia Morón (Jaén, 10/10/1891-Madrid, 29/03/1957), directora general de la Institución Teresiana y una de las principales colaboradoras de San Pedro Poveda. Cada vez que pasaba por Despeñaperros, María Josefa se detenía en el lugar donde se ubicaría la imagen de la Inmaculada, unos jardines dotados con miradores y fuentes que se habían realizado con la remodelación del trazado de la carretera general de Madrid algunos años antes para que sirvieran de descanso a los viajeros que cruzaban Despeñaperros. En estas paradas, la teresiana charlaba con los habitantes de la aldea de las Correderas y de otros lugares cercanos e impartía el catecismo a los más pequeños. En su última visita, días antes de fallecer, sugirió a sus compañeras la posibilidad de levantar aquí, en plena entrada a Andalucía, una estatua de la Virgen, iniciativa que la Institución Teresiana materializó en apenas dos años.

La iconografía mariana escogida fue la de la Inmaculada Concepción, de gran significación para España, por ser la patrona de la nación. Igualmente, la advocación concepcionista resultaba de lo más idónea para el municipio en que se ubica, Santa Elena, ya que es la Purísima la patrona de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía. El monumento a la Inmaculada coincidió en el tiempo con la remodelación del trazado de la carretera general de Madrid-Cádiz en década de los cincuenta del siglo XX. Igual que en el siglo XVIII, la finalización de las obras públicas en Despeñaperros se complementó con un elemento sacralizador, que además tenía un componente simbólico muy del gusto del nacionalcatolicismo: Andalucía, como “tierra de María Santísima” -siguiendo la castiza y reiterada expresión acuñada por Benito Más y Prat a finales del siglo XIX- , ornaba su principal entrada con la imagen de la Virgen y hacía gala de su marianismo a la vez que recibía a sus viajeros.

La segunda inscripción del monumento, que aparece debajo de la dedicatoria a María Josefa Segovia reitera el tributo a la Virgen María, a través de uno versículos del Magníficat: “beatam me dicent omnes generationes” (todas las generaciones me llamarán bienaventurada). Esta oración, está dedicada a María y basada en un pasaje del Evangelio de Lucas (1: 46-55) donde se reproducen las palabras de agradecimiento que Madre de Dios elevó al Altísimo con la ocasión de su visita a su prima Isabel, embarazada de Juan el Bautista, al reconocer el Precursor a la criatura que la Virgen llevaba en su seno. Además, es el canto evangélico utilizado en el rezo de las Vísperas, dentro de la Liturgia de las Horas.

Fue el domingo, 30 de noviembre de 1959, cuando tuvo lugar el acto de inauguración del monumento a la Inmaculada Concepción de Despeñaperros, que congregó a un gran número de autoridades religiosas y civiles de la época. La representación religiosa estuvo encabezada por el Nuncio Apostólico de España, Ildebrando Antoniutti, al que acompañaban Casimiro Morcillo, arzobispo de Zaragoza, y los obispos de Ciudad Real, Juan Hervás Benet, y de Jaén, Félix Romero Mengibar. Antoniutti fue quien ofició la misa, acompañado de una numerosa representación de las teresianas presididas por el Consejo General de la Institución. La sociedad civil de la época estuvo representada por el Director General de Carreteras, Sr. Ormaechea, el rector de la Universidad de Granada, señor Sánchez Agesta, el Gobernador Civil de la provincia de Jaén, Felipe Arche y la militar por el teniente general Álvarez Serrano, capitán general de la IX Región. Como anécdota, podemos indicar como durante los primeros domingos después de la inauguración del monumento la Guardia Civil cortaba la carretera general para la realización de la Eucaristía por mandato de las autoridades competentes.

📸 FOTOS

Fotografías y vídeo: Propios

Texto: Boletín del Centro de Estudios Neopoblacionales

De rutas con mi mochila

Ahora puede recibir notificaciones por WhatsApp

Unirse al Canal
Cerrar