San Clemente de Tahull (Lérida)

La Iglesia de San Clemente de Tahull es parte del conjunto de iglesias románicas del Valle de Bohí, Patrimonio de la Humanidad UNESCO año 2000.

 Fue construida entre los siglos XI y XII, es una excelente muestra del románico catalán. El templo fue consagrado a la vez que el de Santa  María de Tahull, en el año 1123. Que se encuentra a pocos metros y pertenece a la misma época.

Este templo se edificó sobre uno anterior del siglo XI, del que todavía se conservan algunos fragmentos, como el muro sur y la parte baja del ábside principal.  

Es el prototipo de iglesia románica de planta basilical, con las tres naves separadas por columnas y cubierta de madera a dos aguas, cabecera con tres ábsides y campanario de torre. El acceso se hace a través de una puerta de  arco de medio punto que está en la fachada de poniente, inicialmente existía un porche que hoy en día está desaparecido.

La torre – campanario esta al sudeste de las naves, tal vez es la más espectacular del valle de Bohí, formado por un zócalo y 6 niveles. Corresponde al grupo de torres contemporáneas de las italianas edificadas en el siglo XII, que se construyeron mucho más elegantes que las de la etapa anterior. A las cuatro caras de cada piso se repite la misma decoración y el mismo número de ventanas.

El Pantocrátor de San Clemente de Tahull  ha sido el icono más emblemático del románico catalán. El original se conserva en el  Museo Nacional de Arte de Cataluña. En la iglesia podemos contemplar una copia, junto con otros fragmentos de pintura original, entre los que destaca la escena de Caín y Abel. Las  pinturas fueron trasladadas a principios del siglo XX.

En la bóveda de cuarto de esfera del ábside está representado el Cristo en majestad en acción de bendecir con un libro abierto dónde se puede leer «Yo soy la luz del mundo» (Ego sum lux mundi).

📸 FOTOS

Fotografías y vídeos: Propios.

Texto adaptado

Print Friendly, PDF & Email